La eficacia del Neurofeedback para dejar de fumar

El uso del Neurofeedback en el tratamiento de las adicciones ha sido investigado en las últimas dos décadas, acumulando evidencias clínicas que lo hacen considerar como un tratamiento eficaz para ayudar a encontrar el equilibrio necesario en la recuperación de una adicción.

La adicción al tabaco

El consumo de tabaco está muy aceptado socialmente: fumar se asocia al mundo adulto, independencia, algo interesante, glamuroso y no peligroso. Sin embargo, es todo apariencia: fumar perjudica gravemente la salud y la imagen buena que se da sólo responde a intereses comerciales.

La adicción se caracteriza por la necesidad o el uso repetitivo y compulsivo de una sustancia, a pesar de sus efectos perjudiciales y las consecuencias indeseables. El origen de esta es multifactorial, aunque se pueden destacar factores biológicos, genéticos, psicológicos y sociales.

La adicción al tabaco crea una dependencia mental y emocional severa con graves consecuencias para la salud. La sustancia responsable es la nicotina, una droga que se encuentra de manera natural en el tabaco y que se cree que es tan adictiva como la heroína o la cocaína. La adicción se caracteriza por un patrón de conducta ascendente en que la persona va consumiendo cada vez más sustancia (se conoce como tolerancia) y necesita tenerla siempre a mano. Su consumo causando un deterioro y malestar significativos, tanto físicamente, como emocional y mental.

El Neurofeedback para dejar de fumar

El uso del Neurofeedbackk en el tratamiento de las adicciones ha sido investigado en las últimas dos décadas, acumulando evidencias clínicas para que sea considerado como un tratamiento altamente eficaz para ayudar a encontrar el equilibrio en la superación de una adición. Su objetivo es el de entrenar las habilidades necesarias para la recuperación de una vida sin tabaco:

  • Ayuda a la persona a detectar las sensaciones de vulnerabilidad: hace que las personas se familiaricen con aquellas sensaciones que preceden a un mayor riesgo de recaída.
  • Ayuda a potenciar la eficacia de las técnicas de gestión del malestar.
  • Permite desarrollar más conciencia de los estados de desregulación mediante medidas objetivas y cuantitativas además de enseñar y fortalecer las estrategias de autorregulación específicas para cada persona.
  • Incide sobre la actividad cerebral que resulta de la activación de la vía dopaminérgica de la motivación, facilitando a la persona que recibe el tratamiento que mejore su control de impulsos, reduciendo la ansiedad compulsiva asociada a la adicción.
  • Permite tratar los factores emocionales potenciadores de las adicciones conductuales, reduciendo el estado de ansiedad que suele estar asociado, consiguiendo cambios conductuales persistentes.

¿Quieres saber más?

Visita nuestra página web o llámanos al 634 308 431
Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkedin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

Reserva tu consulta 

Nos ponemos en contacto contigo lo antes posible.