¿Qué es esto de la psicoterapia?

Quien no se gobierna a sí mismo es gobernado por otros
Irvin Yalom
Quien mira hacia afuera, sueña; quien mira hacia dentro, despierta
Carl G. Jung

La mayoría de personas nos encontramos con algunas dificultades durante la aventura de vivir. Éstas pueden ser muy diversas y pueden consistir en problemas de gestión de nuestras emociones, en obstáculos que se interponen en nuestras relaciones, así como la aparición de síntomas físicos varios, entre otras adversidades, que dificultan la posibilidad de sentirnos bien.

Estas dificultades acostumbran a tener sus raíces en nuestro pasado y en la manera como nos hemos relacionado con nuestras madres, padres y/o personas que nos han cuidado, así como las experiencias que hemos vivido en las etapas tempranas de nuestra vida. Estos factores, entre otros, han configurado nuestras maneras actuales de sentir, pensar, actuar y relacionarnos.

Desde que llegamos al mundo, aprendemos a adaptarnos a lo que se espera de nosotros para que nos quieran y garantizar, de este modo, que tendremos el cuidado y la protección que necesitamos. No sentirnos así compromete nuestro sentido de seguridad como infantes y es percibido como una amenaza a la supervivencia cuando aún no nos podemos valer de manera autónoma. De esta manera, por ejemplo, quizás aprendimos a complacer a terceras personas con la intención de que nos quisieran o a no expresar lo que sentíamos o necesitábamos si percibíamos que no sería bien recibido, entre muchas otras estrategias.

También es frecuente que ciertas experiencias (muy intensas y ocurridas una sola vez o menos intensas y vividas repetidamente) nos hayan dejado una huella de la cual incluso podemos no ser conscientes, y resuenen en algunas de las reacciones de nuestra vida actual.  Por ejemplo, los nervios a la hora de hablar con una figura que consideramos de autoridad o el dolor que despierta la ruptura de una relación sentimental son la manera como nuestro cuerpo recuerda la situación original que causó el daño.

De hecho, estos son los efectos del trauma psicológico: las experiencias en las que sentimos comprometida nuestra supervivencia ─no siempre conscientemente─ y de las que percibimos que no tenemos escapatoria posible, quedan grabadas en el cuerpo y se manifiestan luego una y otra vez si el trauma no es sanado. En consecuencia, muchas de las dificultades que experimentamos en nuestro presente están arraigadas en nuestro pasado.

En este sentido, la psicoterapia es el proceso por el cual, mediante la relación con el o la psicoterapeuta, sanamos aquellas heridas que se forjaron en momentos anteriores de nuestra vida y que siguen interfiriendo en nuestro presente para vivir más plena, libre, creativa y felizmente.

Efectos de una psicoterapia

Cuanto más aprendemos, más difíciles se ponen las lecciones. Cuando se aprende la lección, el dolor desaparece.
Elisabeth Kübler-Ross

Entre los efectos de una psicoterapia se encuentra, en primer lugar, un aumento del autoconocimiento. Durante el proceso nos iremos descubriendo y conociendo personalmente, más allá de las etiquetas que nos han colocado y de cómo nos hemos explicado que somos hasta ese momento.

Aumenta también nuestra capacidad de autoregulación, es decir, de gestión de nuestras emociones: identificamos más fácilmente los sentimientos y podemos gestionarlos mejor. De esta manera ya no nos hace falta reprimir ni apartar lo que sentimos, ni tampoco nos desbordamos con tanta facilidad.

También ocurre una mejora de nuestras relaciones interpersonales y de nuestra capacidad de gestionar los conflictos. Nos conocemos más, gestionamos mejor nuestras emociones y, por lo tanto, tenemos más recursos a la hora de comunicarnos y de resolver las dificultades que surgen inevitablemente en las relaciones humanas.

Todo ello nos lleva a vivir más fielmente a quien somos, decidiendo en todas las áreas de la vida de manera más armónica y viviendo de manera más despierta y consciente.

¿Qué puedes esperar, de la psicoterapia?

Lo más precioso que podemos ofrecer a los demás es nuestra presencia. Cuando nuestra presencia plena abraza aquellas personas que amamos, éstas brotan como flores.
Thich Nhat Hanh

Encontrarás un espacio concebido desde la escucha, la aceptación y la comprensión en el que poder compartir lo que te hace sufrir o te inquieta. Una relación en la que te acompañamos a tu ritmo y en la que podrás revisar todos los aspectos que te preocupen, profundizando en su significado y descubriendo sus raíces con el objetivo de sanarlos. En una psicoterapia profunda aprenderás a conectar con tu potencial de sanación.

¿Qué se espera de ti?

Golpéate en el corazón, que es allá donde está el genio
Alfred de Musset

Voluntad de mirar hacia dentro, de autoobservarte y de implicarte activamente en el proceso. No te aconsejaremos ni te diremos lo que tienes que hacer. Te acompañaremos para que seas tú quien encuentre sus propias respuestas y active el potencial de sanación que llevas dentro.

Será importante el compromiso en la asistencia a las sesiones con la regularidad que las hayas pactado, hecho que facilitará el proceso, así como el pago de las sesiones.

¿Cuánto dura?

Son los que más tardan en hacer el camino los que lo pueden enseñar
Kazuko, maestra de Haru (Haru, de Flavia Company)

La duración depende de varios factores, entre los cuales: los objetivos que queramos conseguir; la historia de daño previo; los recursos ─psicológicos, emocionales, relacionales, materiales─ de los que dispongamos; así como el nivel de profundidad del proceso de transformación en el cual nos queramos implicar. Dicho esto, una psicoterapia profunda pretende hacer cambios profundos y duraderos, y esta transformación requiere de un proceso y de un tiempo que, en general, va más allá de unas pocas sesiones.

Todo el trayecto de tu vida consiste en el paso que estás dando en este momento
Eckhart Tolle

¡Hagamos que podamos vivir y disfrutar el presente con toda libertad y plenitud y despleguemos todo nuestro potencial!

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkedin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

Reserva tu consulta 

Nos ponemos en contacto contigo lo antes posible.